En ESalud realizamos pruebas de espirometría en Tampico. La espirometría es una prueba funcional de los pulmones. Para realizar ésta prueba el paciente respira dentro de una boquilla especial la cual se conecta a un espirómetro. El espirómetro regista la cantidad y frecuencia de aire inspirado y expirado por cierto período de tiempo.

El espirómetro mide el flujo de aire. De modo que al medir la cantidad de aire que el paciente exhala y la rapidez con que lo hace, la espirometría evalúa un amplio rango de enfermedades en los pulmones.

Por qué se realiza

La espirometría les indica a los médicos si los pulmones están funcionando correctamente. Se utiliza para ayudar a diagnosticar y monitorear las enfermedades que afectan a los pulmones y dificultan la respiración, como el asma y la fibrosis quística. También puede utilizarse para lo siguiente:

  • determinar la causa de la falta de aire, la tos o la sibilancia
  • monitorear el tratamiento de problemas respiratorios
  • evaluar el funcionamiento de los pulmones antes de una cirugía

Algunas enfermedades pulmonares, como el enfisema y la bronquitis crónica, pueden hacer que los pulmones contengan demasiado aire. Otras enfermedades pulmonares, como la fibrosis pulmonar y la asbestosis producen cicatrización en los pulmones y los hacen más pequeños, de manera que contienen muy poco aire.

 

En la espirometría simple se obtienen:

  • Volumen corriente (VC): es la cantidad de aire que se utiliza en cada respiración (inspiración y espiración) no forzada, es decir el aire utilizado durante el ciclo respiratorio. Por convenio se mide el volumen espirado ya que normalmente el inspirado y el espirado no son idénticos. Es aproximadamente de 500 ml.
  • Volumen de Reserva Inspiratoria (VRI): es la cantidad máxima de volumen de aire que se puede inspirar partiendo del Volumen Corriente. Es de aproximadamente 3000 ml.
  • Volumen de Reserva Espiratoria (VRE): es la cantidad máxima de volumen de aire que se puede espirar partiendo del Volumen Corriente y bajo éste. Es aproximadamente de 1100 ml.
  • Capacidad vital (CV): es el volumen máximo que somos capaces de inspirar y espirar en condiciones normales, y resulta de la suma del volumen corriente y los volúmenes de reserva inspiratorio y espiratorio.
  • La capacidad vital forzada (CVF) es la capacidad máxima de captar y expulsar aire, en condiciones forzadas, por lo que en condiciones normales será mayor la CVF que la CV, no obstante, en enfermedades con patrón obstructivo esto se invierte.
  • Otro volumen importante que no se puede medir con el espirómetro es el Volumen Residual (VR), el cual es el volumen de aire que queda en los pulmones al final de una espiración máxima sin poder ser liberado de los pulmones. (Este volumen solo se pierde cuando cesa la función pulmonar, es decir el óbito). El volumen residual es de aproximadamente 1200 ml.
  • Sumando la capacidad vital con el volumen residual se obtiene la Capacidad Pulmonar Total (CPT).3

La prueba es recomendada para aquellas personas que trabajan rodeadas de sustancias tóxicas, humo, aire denso o si son fumadores.

El detectar a tiempo una enfermedad pulmonar puede salvar tu vida.